La peregrinación

El significado religioso y espiritual de la peregrinación

La peregrinación cristiana es un viaje que se lleva a cabo para recorrer espiritualmente el seguimiento de Jesús y para representar de forma simbólica el propósito de cada uno de caminar hacia Él. También puede ser expresión de penitencia y normalmente tiene como meta un lugar sagrado.

La peregrinación es un camino con un fin, un tiempo que el individuo toma aparte de su vida cotidiana (lugares, relaciones, generación de ingresos) para conectarse con Dios.

 Por ello, la peregrinación implica una elección. Quien parte en peregrinación no se considera, sino se vuelve,  extranjero y de esta condición asume las fatigas y los riesgos, tanto interiores como materiales, en vista de ventajas espirituales: encontrar a Dios en un lugar lejano.

Las principales peregrinaciones cristianas

El canto es un elemento que se funde plenamente con la oración, como así demuestra la importancia de la música sagrada en la tradición de la Iglesia. Por ello, el compositor Pierangelo Sequeri ha compuesto un himno para el Jubileo cuyo título alude al lema del evento: Peregrinos de esperanza.

En este texto se tratan los diferentes temas centrales de este Jubileo, como la creación, la fraternidad, la ternura de Dios y la esperanza en el destino.

La peregrinación hoy

En la sociedad contemporánea, la peregrinación adopta diferentes facetas para cada individuo. A menudo nace del deseo de romper una rutina y volver a conectarse con uno mismo, con las propias ideas y valores, con la propia fe y emotividad. Es una búsqueda de sí mismo y de Dios que, con frecuencia, también implica el contacto con otras personas, a menudo desconocidas, que comparten esta experiencia.
Es un momento intenso que acompaña durante toda la vida y que a menudo cambia la forma de vivir la vida cotidiana y la fe.

Peregrinaciones en Italia

En Italia hay numerosos caminos que atraviesan lugares de culto de importancia internacional para los fieles, paisajes naturales impresionantes y pueblos históricos imprescindibles. El nivel de dificultad es diferente, al igual que las distancias.

Descubre todas las peregrinaciones en el Lacio y Roma

Los pasos a seguir para organizar una peregrinación

1.

Elegir el destino o el camino que se quiere recorrer: durante 2025, año del Jubileo en Roma, se puede encontrar un camino que tenga como destino o como etapa la Ciudad Eterna.

2.

¿Con quién quieres ir? Elige si prefieres realizar este camino en solitario, con amigos o familiares o con un grupo de desconocidos. No es aconsejable ir solo si no se es un caminante experto y conocedor de las zonas.

3.

Define el tiempo que quieres pasar en el camino teniendo en cuenta tanto los días que tienes disponibles como la que crees que es la distancia más adecuada para ti desde un punto de vista físico.

4.

Recuerda llevar en la mochila lo imprescindible: ropa cómoda y adecuada a las temperaturas, una cantimplora, un chubasquero, un sombrero, gafas de sol y protector solar. Consulta la tienda en línea.