El Jubileo de 2025

La preparación para el Jubileo en 2023 y 2024

El papa Francisco ha pedido que los dos años en espera del Jubileo se dediquen, el primero, al redescubrimiento de la enseñanza conciliar y, el segundo, a la oración. El primer año se dedicó al concilio, con la sugerencia a los fieles de redescubrir las cuatro constituciones conciliares, documentos que se refieren a:

la liturgia (Sacrosanctum Concilium);

la Iglesia (Lumen Gentium);

la Sagrada Escritura (Dei Verbum) y

la relación de la Iglesia con el mundo
contemporáneo (Gaudium et Spes).

Después del año dedicado al estudio de los documentos, 2024 será el año de la oración.

Himno del Jubileo 2025

El canto es un elemento que se funde plenamente con la oración, como así demuestra la importancia de la música sagrada en la tradición de la Iglesia. Por ello, el compositor Pierangelo Sequeri ha compuesto un himno para el Jubileo cuyo título
alude al lema del evento:  

Peregrinos de esperanza

En este texto se tratan los diferentes temas centrales de este Jubileo, como la creación, la fraternidad, la ternura de Dios y la esperanza en el destino.

Eventos del Jubileo 2025

El comienzo del año jubilar tendrá lugar en la Nochebuena de 2024 con la apertura de las Puertas Santas de Roma: San Pedro, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y Santa María la Mayor.

Durante el año jubilar, en la capital se celebran diversos eventos culturales y de entretenimiento como exposiciones y conciertos.

El logotipo del Jubileo 2025

El logotipo del Jubileo 2025 muestra cuatro figuras estilizadas que se abrazan entre sí. Las figuras, de diferentes colores, representan a la humanidad procedente de los cuatro rincones de la tierra, mientras que el abrazo indica
solidaridad y hermandad. La primera figura se aferra a la cruz como signo de la fe que acoge, pero también de la esperanza.

Debajo de estas figuras vemos olas, que simbolizan el hecho de que la peregrinación de la vida no siempre se lleva a cabo en aguas tranquilas: las experiencias personales y los acontecimientos históricos pueden hacer que algunos momentos sean más difíciles que otros, pero, precisamente por esta razón, es necesario mantenerse firmes en la fe y la esperanza. Así, la parte inferior de la cruz se alarga bajo las olas y se transforma en un ancla, tradicionalmente símbolo de esperanza. A su vez, la cruz no es estática, se inclina hacia los fieles como queriendo ir a su encuentro encarnando la presencia y la seguridad.

Por último, se muestra en color verde el lema del Jubileo 2025Peregrinantes in spem, Peregrinos de esperanza.

El logotipo, por lo tanto, resume plenamente el significado y el valor de este jubileo, convirtiéndose en un símbolo eficaz.